¿Porqué la Cabeza no siente como el Corazón y el Corazón no Piensa como la Cabeza...?

Perdida

Escrito por lluviayviento 30-01-2007 en General. Comentarios (3)

 

http://lluviayviento.blogdiario.com/img/llanto.jpg 

 

Otra vez mi cabeza está apunto de estallar,

otra llamada tuya,

más recuerdos en mi mente,

más y más tu...

Ya la has dejado...ya te has dado cuenta de tu error...

Ahora mi duda es si volverás a caer,

ahora que buscas en mi,

yo me muero por caer rendida en tus brazos,

por abrazarte, besarte, amarte,

volver a sobrevolar las estrellas

cavalgando sobre un caballo alado

Quiero volver a tocar el cielo con tan sólo una mirada tuya...

pero me da miedo la pasión del amor...

Ahora lloro, lloro y no puedo dejar de llorar...

Después de todo el tiempo

intentando ser fuerte para olvidarte

despues de convencerme de que no caeria rendida

mis fuerzas se han ahogado en mis lágrimas

ya no tengo fuerzas para luchar

luchar por olvidarte...

No se si te quiero, no se si te amo,

no se si me mereces, no se si te merezco

estoy perdida en mis sentimientos...

 

 

Nostalgia

Escrito por lluviayviento 30-01-2007 en General. Comentarios (2)

http://lluviayviento.blogdiario.com/img/zapatos.jpg  

 

 

Sentada en un banco, en la estación de trenes, el silencio del frío lo invade todo, sólo es perturbado por algún tren casual que no va hacia mi destino...

El cielo esta gris y nublado como mi alma, esta confuso no sabe si descargar todo lo que sus nubes cargan o esperar un poco más a la calma...

Al igual que mi corazón no sabe si estallar ya en un llanto, y abandonar rendido o esperarte un poco más...

El ambiente es realmente frío...es hielo... corta como un cristal roto...Todo parece estar congelado, el tiempo, mi alma, las nubes, las lágrimas...

Todo permanece en una calma agobiante, una calma que asfixia, ahoga...

Y mientras yo aquí sentada en un banco de una estación de trenes, te recuerdo...y de mis manos congeladas por el frío, de mis dedos doloridos por el viento, van saliendo letras que terminan por formar palabras que se unen sólo para hablar de ti, únicamente de ti...

Hoy no consigo centrarme en otra cosa que no seas tu, puesto que la música sin ti no suena y las letras del libro se borran si no estoy con tigo, la pantalla del cine carece de imagen y permanece oscura sin el brillo de tus ojos, sin ti hasta mi sangre se hiela y ni en corte más profundo iguala el dolor de tu ausencia...

Siento en mi mente, siento en mi cuerpo el contraste del frío en el tiempo, el contraste del calor en mí recuerdo...

єℓ נυєgσ ∂є ℓσѕ ѕєитιмιєитσѕ

Escrito por lluviayviento 29-01-2007 en General. Comentarios (3)

http://lluviayviento.blogdiario.com/img/oleo.jpg 

 

 

 

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres.

Cuando el aburrimiento había bostezado por tercera vez, la locura, como siempre tan loca, les propuso:

- ¿Jugamos al escondite?

La intriga levantó la ceja intrigada y la curiosidad, sin poder contenerse, preguntó: "¿Al escondite? y ¿cómo es eso?"

- Es un juego -explicó la locura- en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes al que encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego.

El entusiasmo bailó secundado por la euforia. La alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la duda, e incluso a la apatía, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La verdad prefirió no esconderse (¿para qué?), si al final siempre la hallaban, y la soberbia opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido suya), y la cobardía prefirió no arriesgarse...

- Uno, dos, tres... -comenzó a contar la locura.

La primera en esconderse fue la pereza que, como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del camino. La fe subió al cielo, y la envidia se escondió tras la sombra del triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La generosidad casi no alcanzaba a esconderse; cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos: que si un lago cristalino, ideal para la belleza; que si el bajo de un árbol, perfecto para la timidez; que si el vuelo de la mariposa, lo mejor para la voluptuosidad; que si una ráfaga de viento, magnifico para la libertad. Así que termino por ocultarse en un rayito de sol. El egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo... pero solo para él.

La mentira se escondió en el fondo de los océanos (¡mentira!, en realidad se escondió detrás del arco iris), y la pasión y el deseo en el centro de los volcanes. El olvido... ¡se me olvidó donde se escondió!... pero eso no es lo importante.

Cuando la locura contaba 999.999, el amor todavía no había encontrado un sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado, hasta que divisó un rosal y, enternecido, decidió esconderse entre sus flores.

- ¡Un millón!- contó la locura y comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue la pereza, sólo a tres pasos de la piedra. Después se escuchó a la fe discutiendo con Dios en el cielo sobre Teología. Y a la pasión y al deseo los sintió en el vibrar de los volcanes.

En un descuido encontró a la envidia y, claro, pudo deducir donde estaba el triunfo. Al egoísmo no tuvo ni que buscarlo; el solito salió disparado de su escondite, que había resultado un nido de avispas.

De tanto caminar sintió sed y, al acercarse al lago, descubrió a la belleza. Y con la duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aun de que lado esconderse.

Así fue encontrando a todos: el talento entre la hierba fresca, la angustia en una oscura cueva, la mentira detrás del arco iris y hasta el olvido, al que ya se le había olvidado que estaba jugando al escondite.

Pero solo el amor no aparecía por ningún sitio.

La locura busco detrás de cada árbol, bajo cada arroyo del planeta, en la cima de las montañas y, cuando estaba por darse por vencida, diviso un rosal y las rosas... Y tomo una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escuchó. Las espinas habían herido en los ojos al amor. La locura no sabía que hacer para disculparse; lloró, rogó, imploró y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite en la tierra, el amor es ciego, y la locura lo acompaña siempre.

Sentimientos

Escrito por lluviayviento 29-01-2007 en General. Comentarios (0)

http://lluviayviento.blogdiario.com/img/mesas.jpg 

 

Cada minuto de nuestras vidas es un mundo

 

Ahora puedes ser la persona más feliz del mundo,

 

Ahora puedes estar llorando como jamás lo has hecho...

 

Ayer me invadia el dolor por tu recuerdo,

 

Hoy la melancolia de tus abrazos,

 

Mañana me invadira el dolor de no tenerte a mi lado..

 

Cuando mejor me encontraba

 

cuando de ti casi ya no me acordaba

 

me tubiste que llamar para hablar

 

para contarme que con ella lo dejabas

 

En ese momento sólo senti un cariño especial

 

algo dificil de esplicar

 

pero que no se parecia al amor del pasado..

 

Ayer me invadieros los recuerdos

 

me invadio la confusión, que hacer que no hacer...

 

Y mis lágrimas por ti volvieron a caer...

 

Hoy un terrible sentimiento de añoranza invade mi cuerpo

 

Hoy necesito abrazarte y quien sabe si hasta besarte

 

siento que te necesito, que por ti me desvivo...

 

Necesito verte, y a esos ojitos mirarte,

 

y sólo con una mirada decirte que aín te amo,

 

Y sentir que tu me quieres,

 

y que tu ayer sólo fue un gran error,

 

En el que jamás volveras a caer

 

Hoy necesito que vuelvas a mí

 

Te necesito aquí con migo...

 

Te necesito porque aún te quiero...

 

Me haces falta y quiero decirtelo

 

pero no puedo...

 

Sólo puedo esperar y ya no quiero hacerlo más...

 

Te quiero, teamo, te necesito hoy aquí a mi lado...

Lluvia y Viento

Escrito por lluviayviento 24-01-2007 en General. Comentarios (1)

          http://lluviayviento.blogdiario.com/img/lluviayviento.jpg  

 

 

 

Aquí dejo esta imagen con unos versos que me han salido mientras esperaba en la estación de tren, al solecito vagando por mi mundo...